Thursday, September 27, 2007

Identidad es destino

Acorde a una identidad corporativa, el experto Lawrence Ackerman, dice que la fuerza real de una organización está reflejada en su identidad los atributos y las acciones que hacen esta. Es la existencia del ser, y en esta capacidad de apalancarse; para identificarse dentro creando productos y servicios que proveen valor a los consumidores. La riqueza que es generada desde esta transacción, retroalimenta dentro la identidad de la organización, además de crear un ciclo de creación de valor de identidad, productos y servicios y riqueza.
Este resultado último, es lo que Ackerman llamó las leyes de Identidad, las cuales se llevan de forma individual; una forma de guía de identificación de valores para cualquier organización.
La ley de existencia. Cualquier organización compuesta por uno o más seres humanos, está viviendo bajo sus propias reglas, mostrando las distintas capacidades de los individuos quienes hacen la organización.
La ley de la Individualidad. Cualquier aptitud o habilidad humana en la organización, invariablemente se fusiona dentro de una identidad discernible, que hace que la organización sea única.
La ley de la Constancia. La identidad es inmutable o inalterable, trasciende en el tiempo y el espacio, además estas manifestaciones están cambiando constantemente.
La ley de Determinación. Toda organización esta obligada a crear valor en concordancia con su identidad.
La Ley de la Posibilidad. Identidad del potencial de presagiar.
La ley de las Relaciones. Las Organizaciones están inherentemente relacionadas, y estas relaciones son tan fuertes como la natural alineación entre las identidades de sus integrantes.
La Ley de la Comprensión. Las capacidades, habilidades y aptitudes individuales de la organización son tan valiosas tanto como sea el percibido el valor por todo el conjunto de la Organización.
La Ley del ciclo. El valor de dirigir la identidad, la cual produce riqueza, de donde la identidad es el carburante.
El credo y las leyes de identidad
Identidad es producto de los individuos y de las organizaciones, éstos encontrarán no solamente señales rojas y señales de stop, que guíen la velocidad y la dirección con las cuales ellos alcanzarán sus metas, si no también, las oportunidades que esperan ser identificadas y alcanzadas a lo largo del camino.
La lógica de identidad, actualmente fluye desde un definido conjunto de leyes y que ayudan a clarificar el trabajo y los negocios en la vida. Estas Leyes existen con un cierto patrón en forma de credo el cual habla sobre los individuos y las compañías.

"Yo vivo, yo soy único, yo soy inmutable, incluso como crezco y evoluciono. En realidad vivo; si embargo, debo exteriorizarme a mí mismo, y en este interés tener mucho para dar. Pero para hacerlo necesito a otros, y cuanto más productivo sea con ellos recibiré más como retorno. Para establecer estas relaciones, debo primero ser reconocido por quien estoy, y de esto seguirá lo que recibiré en concordancia con lo que doy."
La ley de existencia.Cualquier organización compuesta por la existencia de uno o más humanos, viven bajo sus propias reglas, exhibiendo distintos aspectos psicológicos, capacidades mentales y emocionales.
Valor Humano. La vida de una organización, se deriva de las personas quienes la inventan todo el tiempo, además esto es un resultado cierto del producto del conjunto de habilidades y experiencias de la organización.
Valor de negocios. Una organización hace una contribución distintiva en el mercado, donde participa, en los productos y servicios que se derivan de una identidad reforzada, o una alianza que se construye sobre características de valores creados por los socios.
Valor social. Una organización, como una fuerza de vida, trae consigo desarrollo social, impactando no solo a las personas que se comprometen con la organización, sino también a la sociedad en general.
Valor Económico. Esto se da solamente con la combinación de los valores de creación, humano de negocios y de la sociedad. Las cuales bien dirigidas pueden crear un valor financiero mucho mayor.
La ley de la Individualidad. La mayoría de los lindividuos, buscan profundamente dentro de la organización, encontrar las raíces y la completa extensión de la identidad de la compañía haciendo lo siguiente:
Compromiso a informarse o a descubrir. Qué hace especialmente la compañía para permitir la entrada a clientes, proveedores, empleados y el cómo y quién interactúa con ellos todos los días. ¿Cómo están ellos percibiendo los valores creados de tu organización?, ¿Cómo la compañía contribuye para incrementar su prosperidad y bienestar de sus clientes?, ¿Qué hace para el mejoramiento de la sociedad como un todo?, esto es ver profundamente, y dar seguimiento a los componentes proactivos de tu organización individual.
Dar por hecho o suponer las cosas. La mayoría de las respuestas que reciben pueden ser no adecuadas, sin embargo ellos pueden no percibirlo así. Obviamente las respuestas como; bajo costo, servicio, calidad, rapidez e innovación, pueden no solo comprometer la mayor parte del conjunto de las respuestas ciertas. Es necesario ver más allá detrás de estos estratos.
Celebrar individualismo. Buscar estrechamente en tu organización y encontrar las capacidades y las pasiones que hacen tu compañía lo individual que es ésta. Éstos probablemente tienen muchos caminos. Ellos deben ser dibujados fuera y puestos en orden para que el descubrimiento de la identidad de tu organización sea mucho más creíble.
La ley de la Constancia. En tiempos pasados, nadie se ocupaba específicamente de la necesidad para el cambio y como lograrlo. Los cambios son necesarios, pero deben hacerse de acuerdo a la identidad de la institución para que los cambios contribuyan a la identidad y a la individualidad en este contexto de la corporación.
La Ley
de la constancia dice mucho acerca del sello de la organización. Esta definición reside dentro de la identidad de la empresa y no puede ser fabricada, no es transitoria, requiere constante reinterpretación, es del momento en como está interpretada, debe ser establecida por la compañía como su propio sello y ser defendida vigorosamente, debe ser desarrollada todo el tiempo y ser conocida ampliamente y debe ser vista con el lente de la historia como un evento de aspiraciones actuales y futuras.
La ley de Determinación.
La ley de determinación puede ser alcanzada de muchas maneras, por ejemplo al alcanzar un record deportivo al escalar el Monte Everest. Para ser una de las compañías más admiradas, la ley de la determinación conduce a las compañías a ser mejores en lo que hacen. Hay sin embargo un peligro escondido en esta ley, te puede conducir a ser algo que no eres, a algo que no es natural de tu identidad. Una compañía debe tener un profundo estado de necesidad para crear valores sobre estos propios términos, estos deben expresarla completamente así misma. Los administradores deben hacerlo en sus negocios para conocer la identidad de su organización, antes que ellos se sitúen en la dirección de la organización.
La ley de la Posibilidad. La Ley de la posibilidad llega a ser una ventana en el futuro de una organización, de tal manera que revele su potencial de valor en menos tiempo. Los administradores quienes persiguen nuevos mercados solamente por ellos están en alto crecimiento y éstos quienes buscan simplemente diversificación para pulir las alzas y las bajas de los ciclos de negocios están enfocadas en un erróneo camino. Ellos primero deben de buscar crear valores mediante su potencial inherente en la identidad de sus instituciones, si ellos quieren crecer en un camino que sea natural y beneficioso.
La Ley de las Relaciones. Las organizaciones son más productivas con quienes necesitan de ellos en beneficio mutuo; este grado de interdependencia completa, crea un ambiente propicio para dirigirse con fuerza hacia las relaciones. Los líderes deben dirigir sus relaciones hacia sus clientes, proveedores y empleados como todo un sistema.

Circulo de valor

  • Los empleados crean valor a través de sus ideas, innovaciones, talentos, experiencia y a través de los productos y servicios que ellos producen, comercializan y venden.
  • Los clientes adquieren valor para extender el valor que ellos quieren ofrecer y ver. El ingreso, las ventas y las utilidades están apostadas aquí.
  • El valor financiero de los inversionistas. El regreso de capital dentro de la organización como ellos lo esperan de los ingresos que fluyen desde el valor adquirido por los clientes. Este acto cierra el círculo de valor

La Ley de la Comprensión. Nosotros debemos llevar responsabilidad por nosotros mismos, ambos como individuos y organizaciones, para construir relaciones productivas, dar seguimiento personal y profesional de las metas y aceptar lo bueno y lo malo que resulte de nuestras acciones.
Sobre un nivel organizacional, los administradores deben tener certeza sobre la capacidad de su organización para crear valor. Refiriéndonos al círculo de valor:

  • Los empleados actuales y futuros deben conocer la identidad de la empresa que dan forma, si ellos están creyendo en ella.
  • Los Inversionistas deben conocer la identidad de la compañía, porque la identidad es la llave que conduce a la riqueza.
  • Los clientes deben experimentar identidad en cada retorno, independientemente de que si ellos pueden integrar la identidad.
La Ley del Ciclo. La Ley final de identidad, denota que compañías recibirán en directa concordancia con lo que ellos dan. La Ley del Ciclo esta expresada en otro círculo, no diferente al del valor. Lo que nosotros creemos, prescribe nuestra sensación y talento, compartimos con nuestra familia, amigos, clientes y asociados de negocios. Se ha encontradço que la percepción externa de la organización, es meramente una colección de piezas y partes, que es la Ley de la Compresión.

Conclusión. Las compañías deben reconocer la identidad como lo invisible e imortal que gobierna las organizaciones, justamente como las personas. Nos preguntaremos, ¿Qué hacer con este conocimiento?, ¿Cómo responder a las leyes de Identidad como individuales, profesionales y dirigentes de negocios?, es algo que debemos de hacer cada uno de nosostros, en nuestros propios términos. La condición necesaria real para la identidad, está en considerarla como el centro de gravedad de la vida, es creer profundamente en el potencial de las personas y de las organizaciones como una simbiosis, y de esta forma crear valor y riqueza en compensación......hay que dar para recibir.








2 comments:

Blogs Reynosa said...

Excelentes articulos escritos con un gran contenido, los cuales a la refrexion Te invitan.

Sal-U2 "El Inge"

Abelardo said...

Gracias....debo aclarar que no son del todo de mi cosecha, si no mas bien, resúmenes y síntesis de algunas lecturas (originalmente en inglés)que hice de gurus en el tema.
Espero seguir aportanto cosas como estas de vez en cuando.
Saludos